Nueva Consulta Ver Consulta
CONSULTA
Anterior Siguiente


NUM-CONSULTA V0057-05
ORGANO SG de Impuestos sobre las Personas Jurídicas
FECHA-SALIDA 25/01/2005
NORMATIVA TRLIS art. 96.2
DESCRIPCION-HECHOS El consultante forma parte de un grupo familiar que participa en la totalidad del capital de la entidad A, sociedad holding titular de la totalidad del capital de B (dedicada a la elaboración de productos congelados) y C (dedicada a actividades inmobiliarias y subholding). C posee diversas participaciones minoritarias en varias entidades, entre ellas, un 15% del capital de D, cuyo objeto social es el almacenamiento de productos congelados.

Por otro lado, el consultante posee un 10% de D, y el 100% del capital de las entidades E (comercialización de productos congelados) y F (arrendamiento de local).

Se pretenden realizar las siguientes operaciones de reestructuración:

- Aportación no dineraria de las participaciones que el consultante tiene en las sociedades D y F a la sociedad C.
- Aportación no dineraria de las participaciones que el consultante tiene en la sociedad E y las que adquiere por la operación anterior en la entidad C, a la entidad A.

El objetivo de estas operaciones es conseguir una estructura más racional, aglutinando en la sociedad A todas las participaciones pertenecientes al grupo familiar, para permitir una mejora de la imagen del grupo, reforzamiento de los recursos generados por el grupo y mejora de la gestión y control, concentrar la actividad inmobiliaria directa e indirecta para facilitar un mejor control de futuros proyectos empresariales, ahorro en la gestión de costes administrativos y obtención de líneas de financiación externa, así como la concentración accionarial de las participaciones de la entidad D en la entidad C para favorecer estrategias de expansión.
CUESTION-PLANTEADA Asumiendo que se cumplen los requisitos establecidos en los artículos 83 y 94 del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, a las operaciones de canje de valores y aportaciones no dinerarias especiales anteriormente mencionadas, si se puede entender que existen motivos económicos válidos que sustentan las operaciones de reestructuración planteadas.
CONTESTACION-COMPLETA El capítulo VIII del título VII del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades (en adelante TRLIS), aprobado por Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo, regula el régimen fiscal especial de las operaciones de fusión, escisión, aportación no dineraria y canje de valores.

La aplicación del mencionado régimen especial requiere el cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 96.2 del TRLIS, según el cual:

“2. No se aplicará el régimen establecido en el presente capítulo cuando la operación realizada tenga como principal objetivo el fraude o la evasión fiscal. En particular, el régimen no se aplicará cuando la operación no se efectúe por motivos económicos válidos, tales como la reestructuración o la racionalización de las actividades, sino con la mera finalidad de conseguir una ventaja fiscal…”

Este precepto recoge de forma expresa la razón de ser del régimen especial de las operaciones de fusión, escisión, aportación de activos y canje de valores que justifica que a las mismas les sea de aplicación dicho régimen en lugar del régimen general establecido para esas mismas operaciones en el artículo 15 del TRLIS. El fundamento del régimen especial reside en que la fiscalidad no debe ser un freno ni un estímulo en las tomas de decisiones de las empresas sobre operaciones de reorganización, cuando la causa que impulsa su realización se sustenta en motivos económicos válidos, en cuyo caso la fiscalidad quiere tener un papel neutral en esas operaciones.

Por el contrario, cuando la causa que motiva la realización de dichas operaciones es meramente fiscal, esto es, su finalidad es conseguir una ventaja fiscal al margen de cualquier razón económica diferente, no es de aplicación el régimen especial.

En el escrito de consulta se indica que la operación pretendida se aborda con la finalidad de conseguir una estructura más racional, aglutinando en la sociedad A todas las participaciones pertenecientes al grupo familiar, para permitir una mejora de la imagen del grupo, reforzamiento de los recursos generados por el grupo y mejora de la gestión y control, concentrar la actividad inmobiliaria directa e indirecta para facilitar un mejor control de futuros proyectos empresariales, ahorro en la gestión de costes administrativos y obtención de líneas de financiación externa, así como la concentración accionarial de las participaciones de la entidad D en la entidad C para favorecer estrategias de expansión. Estos motivos se pueden considerar económicamente válidos a los efectos del artículo 96.2 del TRLIS en la medida en que esta reorganización incida en el mejor desarrollo de las actividades del grupo en comparación con la situación preexistente y no sea un medio en beneficio de los socios al margen de cualquier otra motivación que redunde en las actividades de las sociedades.

No obstante, la presente contestación se realiza conforme a la información proporcionada por la consultante, sin tener en cuenta otras circunstancias no mencionadas, tales como la posterior transmisión de los socios de su participación en ella o en la entidad beneficiaria de la operación, que pudieran tener relevancia en la determinación del propósito principal de la operación proyectada, de tal modo que podría alterar el juicio de la misma, lo que podrá ser objeto de comprobación administrativa a la vista de la totalidad de las circunstancias previas, simultáneas y posteriores concurrentes en la operación realizada.