Nueva Consulta Ver Consulta
CONSULTA
Anterior Siguiente


NUM-CONSULTA V1879-09
ORGANO SG de Impuestos sobre el Consumo
FECHA-SALIDA 07/08/2009
NORMATIVA Ley 37/1992 , 24; 77.uno; 83.dos y 86.
Ley 38/1992, de 28 de diciembre, de Impuestos Especiales. Art. 4.5, 7.1; 8 y 14.1 y 2.
DESCRIPCION-HECHOS La mercantil consultante, titular de una fábrica de vinagres, adquiere y encarga el envío de vinos tranquilos en régimen suspensivo de los Impuestos Especiales desde una bodega a un establecimiento de productos intermedios para que se los alcoholicen para vinagrería. Una vez realizado el proceso, el referido establecimiento remite el producto resultante a la fábrica de vinagres.
CUESTION-PLANTEADA Tributación de las operaciones descritas en el Impuesto sobre el Valor Añadido y, en particular, si la repercusión del Impuesto en la factura por la venta del vino a la consultante puede ser emitida por la bodega, repercutiendo por su parte el establecimiento de productos intermedios, el IVA correspondiente a los trabajos de alcoholización realizados.
CONTESTACION-COMPLETA 1.- De acuerdo con la Directiva 92/12/CEE, del Consejo, de 25 de febrero, relativa al régimen general, tenencia, circulación y controles de los productos objeto de los impuestos especiales, la Ley 38/1992, de 28 de diciembre, de Impuestos Especiales (BOE de 28 de diciembre), determina que las responsabilidades fiscales sobre dichos productos recaen sobre quienes los fabrican, tienen en depósito, expiden o reciben, sin que resulte relevante que sean o no propietarios de los mismos.

En este sentido, el artículo 8 de la Ley 38/1992, relativo a los sujetos pasivos y responsables de los impuestos especiales de fabricación, establece:

"1. Tendrán la condición de sujetos pasivos en calidad de contribuyentes:

a) Los depositarios autorizados en los supuestos en que el devengo se produzca a la salida de una fábrica o depósito fiscal, o con ocasión del autoconsumo.

(…)".

Siendo así que un depositario autorizado es "la persona titular de una fábrica o de un depósito fiscal”, como establece el artículo 4.5 de la Ley 38/1992.

En la operativa que describe la consultante, ésta, titular de un establecimiento en el que puede recibir alcohol y bebidas alcohólicas en régimen de exención (artículo 21.1 de la Ley 38/1992), adquiriría vinos tranquilos a un fabricante de vinos que los enviaría a una fábrica de productos intermedios; posteriormente, el titular de la fabrica de productos intermedios enviaría el vino alcoholizado al fabricante de vinagre, con aplicación de una exención y ultimándose así el régimen suspensivo.

Así las cosas, como se ha dicho, a los efectos de los Impuestos Especiales de fabricación, la responsabilidad sobre los bienes en régimen suspensivo corresponde al depositario autorizado, resultando irrelevante quien sea el propietario de dichos bienes; si los bienes son enviados a otra fábrica o depósito fiscal, el envío será en régimen suspensivo; a la salida de la fábrica de productos intermedios con ultimación del régimen suspensivo se producirá el devengo (art. 7.1 de la Ley 38/1992) y el titular de la misma, en su condición de sujeto pasivo (art. 8.1a de la Ley 38/1992), repercutirá el importe de las cuotas devengadas sobre el adquirente o, en su caso, sobre aquel para el que realiza la operación (art. 14.1 y 14.2 de la Ley 38/1992); en todo caso, corresponde a cada uno de los titulares de las fábricas cumplimentar el correspondiente documento de acompañamiento con arreglo a las instrucciones de los artículos 22 y 29 del Reglamento de los Impuestos Especiales, aprobado por el Real Decreto 1165/1995, de 7 de julio (BOE de 28 de julio).

El propietario del producto, en tanto que persona por cuenta de la cual se realizan las operaciones de transformación, almacenamiento o salida del establecimiento, tiene la obligación de soportar la repercusión del Impuesto, si bien en el supuesto planteado, resulta de aplicación la exención del Impuesto sobre Productos Intermedios, por destinarse el producto a una fábrica de vinagre.

Por consiguiente, se considera que el procedimiento de circulación que el consultante indica que va a ser utilizado es adecuado según lo establecido en la normativa de Impuestos Especiales.

2.- Por otra parte, el artículo 24 de la Ley 37/1992, del Impuesto sobre el Valor Añadido, de 28 de diciembre (BOE del 29), dispone que:

"Uno. Estarán exentas del Impuesto, en las condiciones y con los requisitos que se establezcan reglamentariamente, las siguientes operaciones:

1º. Las entregas de los bienes que se indican a continuación:

(...)

e) Los destinados a ser vinculados a un régimen de depósito distinto del aduanero y de los que estén vinculados a dicho régimen.

(…)

2º. Las prestaciones de servicios relacionadas directamente con las entregas descritas en el número anterior.

Dos. Los regímenes a que se refiere el apartado anterior son los definidos en la legislación aduanera y su vinculación y permanencia en ellos se ajustarán a las normas y requisitos establecidos en dicha legislación.

(...)

A los efectos de esta Ley, el régimen de depósito distinto de los aduaneros será el definido en el Anexo de la misma.

También el artículo 24 establece la exención del Impuesto sobre el Valor Añadido de las prestaciones de servicios relacionados directamente con los bienes que se vinculen al régimen de depósito distinto del aduanero así como las que se presten a bienes que se encontraran vinculados a dicho régimen.

3. - El régimen de depósito distinto de los aduaneros viene definido en el Anexo Quinto de la citada Ley del Impuesto en los siguientes términos para los productos objeto de Impuestos Especiales:
Página siguiente