Nueva Consulta Ver Consulta
propiedad+intelectual
Anterior Siguiente


NUM-CONSULTA V0985-05
ORGANO SG de Impuestos sobre las Personas Jurídicas
FECHA-SALIDA 01/06/2005
NORMATIVA TRLIRPF RDLeg 3/2004 art. 11.5, 14.1.c), 31.1, 35.1.b), disp. transit. novena
TRLIS RDLeg 4/2004 art. 10.3, 15.9
DESCRIPCION-HECHOS La entidad consultante es una sociedad holding que no tiene la consideración de patrimonial y tributa según el régimen general del Impuesto sobre Sociedades. El 90 por 100 del capital social pertenece a accionistas personas físicas integrantes de un mismo grupo familiar, cuya titularidad es anterior a 31 de diciembre de 1994 y se distribuye de la siguiente forma: Un 10 por 100 pertenece en plena propiedad al padre, quien además es usufructuario del 80 por 100, del que son nudos propietarios sus cinco hijos (16 por 100 cada uno).

La sociedad pretende adquirir acciones propias hasta un importe máximo del 10 por 100 del capital social y, en su caso, posterior amortización.

CUESTION-PLANTEADA Repercusión en el Impuesto sobre Sociedades de la consultante por la adquisición de acciones propias y, en su caso, posterior amortización, teniendo en cuenta que respecto a determinadas acciones adquirirá conjuntamente el usufructo y la nuda propiedad.

2) Tributación de la ganancia patrimonial de los socios, personas físicas, por la transmisión de acciones a la propia sociedad, con especial consideración de la tributación para el usufructuario y los nudos propietarios.

CONTESTACION-COMPLETA
1) IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES

El artículo 10.3 del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, aprobado por el Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo (en adelante TRLIS), establece que “en el método de estimación directa, la base imponible se calculará, corrigiendo, mediante la aplicación de los preceptos establecidos en esta ley, el resultado contable determinado de acuerdo con las normas previstas en el Código de Comercio, en las demás leyes relativas a dicha determinación y en las disposiciones que se dicten en desarrollo de las citadas normas”.

El artículo 15.9 del TRLIS establece que “la adquisición y amortización de acciones propias no determinará, para la entidad adquirente, rentas positivas o negativas”.

La norma de valoración 10ª del Plan General de Contabilidad, aprobado por el Real Decreto 1643/1990, de 20 de diciembre, señala los criterios a aplicar en el caso de operaciones con acciones propias:

“Las acciones propias se valorarán aplicando lo establecido en la norma 8ª.

En la amortización y enajenación de acciones propias se aplicarán las siguientes reglas:

a) La amortización de acciones propias dará lugar a la reducción del capital por el importe del nominal de dichas acciones. La diferencia, positiva o negativa, entre el precio de adquisición y el nominal de las acciones deberá cargarse o abonarse, respectivamente, a cuentas de reservas.

b) Los resultados obtenidos en la enajenación de acciones propias figurarán en la cuenta de pérdidas y ganancias en el epígrafe: «Pérdidas por operaciones con acciones y obligaciones propias» o «Beneficios por operaciones con acciones y obligaciones propias», según proceda.

…”.

Por tanto, la adquisición y amortización de las acciones propias, con la consiguiente reducción de capital social, no generará renta alguna en el Impuesto sobre Sociedades de la entidad consultante. La sociedad contabilizará dichas acciones por su precio de adquisición, sin perjuicio del cumplimiento de los demás requisitos y cautelas establecidos en la sección cuarta del capítulo IV del Texto Refundido de la Ley de Sociedades Anónimas, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1564/1989, de 22 de diciembre.

En el caso de que la entidad consultante procediera a enajenar las acciones propias, podría generarse un beneficio o una pérdida por la diferencia entre el precio de venta y el de adquisición, que estaría sujeto al Impuesto sobre Sociedades.

2) IMPUESTO SOBRE LA RENTA DE LAS PERSONAS FÍSICAS

El artículo 31.1 del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, aprobado por el Real Decreto Legislativo 3/2004, de 5 de marzo (en adelante TRLIRPF), establece lo siguiente:

“Son ganancias y pérdidas patrimoniales las variaciones en el valor del patrimonio del contribuyente que se pongan de manifiesto con ocasión de cualquier alteración en la composición de aquél, salvo que por esta ley se califiquen como rendimientos”.

La transmisión de acciones, así como la transmisión de la nuda propiedad o del usufructo sobre acciones producirá una ganancia o una pérdida de patrimonio.

En cuanto a la valoración de la ganancia o pérdida patrimonial, el artículo 35.1.b) del TRLIRPF establece lo siguiente:

“1. Cuando la alteración en el valor del patrimonio proceda:



Página siguiente