Nueva Consulta Ver Consulta
propiedad+intelectual
Anterior Siguiente


NUM-CONSULTA V0934-05
ORGANO SG DE IMPUESTOS ESPECIALES Y DE TRIBUTOS SOBRE EL COMERCIO EXTERIOR
FECHA-SALIDA 24/05/2005
NORMATIVA RIIEE RD 1165/1995 art. 75
DESCRIPCION-HECHOS La consultante es titular de un establecimiento que dispone de CAE de usuario de alcohol parcialmente desnaturalizado; en dicho establecimiento se está recibiendo en la actualidad alcohol propiedad del titular. El titular está integrado en un grupo empresarial en el que quiere cambiarse la estrategia comercial, como consecuencia de lo cual otra empresa del grupo sería la propietaria del alcohol parcialmente desnaturalizado que recibiría la consultante, que pasaría a trabajar en régimen de maquila.
CUESTION-PLANTEADA Posibilidad de recibir alcohol parcialmente desnaturalizado en el establecimiento, sin ser el propietario de dicho alcohol
CONTESTACION-COMPLETA
De acuerdo con lo establecido en la Ley 38/1992, de 28 de diciembre, de Impuestos Especiales (véase especialmente los artículos 8 y 15), la propiedad del producto gravado no es una circunstancia relevante de cara a la exigencia de estos impuestos.

En esta línea, ni el artículo 42 de la Ley, al establecer las exenciones del Impuesto sobre el Alcohol y Bebidas Derivadas, ni el artículo 75 del Reglamento de los Impuestos Especiales, aprobado por Real Decreto 1665/1995, de 7 de julio (BOE de 28 de julio), donde se desarrolla el procedimiento para disfrutar de la exención por utilización del alcohol parcialmente desnaturalizado, exigen que el industrial autorizado haya de ser el propietario del alcohol utilizado en el establecimiento inscrito en el registro.

Por tanto, esta Dirección General entiende que nada impide que en el establecimiento de la consultante, al amparo de su CAE de usuario de alcohol parcialmente desnaturalizado, se reciba alcohol parcialmente desnaturalizado propiedad de un tercero que no sea ni el expedidor ni la consultante, para ser utilizado en un proceso industrial determinado para la obtención de productos no destinados al consumo humano por ingestión.

En todo caso, el apartado 6 del artículo 8 de la Ley, relativo a los sujetos pasivos y responsables de los impuestos especiales de fabricación, establece:

“6. En los supuestos de irregularidades en relación con la circulación y la justificación del uso o destino dado a los productos objeto de los impuestos especiales de fabricación que se han beneficiado de una exención o de la aplicación de un tipo reducido en razón de su destino, estarán obligados al pago del impuesto y de las sanciones que pudieran imponerse los expedidores, en tanto no justifiquen la recepción de los productos por el destinatario facultado para recibirlos; a partir de tal recepción, la obligación recaerá sobre los destinatarios.”

Por consiguiente, la responsabilidad fiscal recae sobre el expedidor y, una vez recibido, sobre el receptor del alcohol objeto del Impuesto, con independencia de que sean o no propietarios del alcohol expedido o recibido.