Nueva Consulta Ver Consulta
.EN NORMATIVA (ley)
Anterior Siguiente


Nº. CONSULTA 1017-04
ORGANO SG de Impuestos sobre el Consumo
FECHA SALIDA 16/04/2004
NORMATIVA Ley 37/1992 arts. 95, 123. RD 1624/1992 art. 38
DESCRIPCION Actividad de transporte en autotaxi epígrafe 721.2 del Impuesto sobre Actividades Económicas que está acogida al régimen simplificado.
CUESTION - Deducción de las cutas del Impuesto sobre el Valor Añadido soportadas por la adquisición de los siguientes bienes:- Aparato taxímetro.- Módulo tarifario.- Mampara de seguridad.- Emisora comercial.- Navegador gps.El valor de adquisición de cada uno de ellos es inferior a 600 euros.- Si la cuota deducible en su caso será por adquisición de activos fijos o por operaciones corrientes.
CONTESTACION 1.- El artículo 123, apartado Uno.A) de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre del Impuesto sobre el Valor Añadido (Boletín Oficial del Estado del 29), declara que “los empresarios o profesionales acogidos al régimen simplificado determinarán, para cada actividad a que resulte aplicable este régimen especial, el importe de las cuotas devengadas en concepto de Impuesto sobre el Valor Añadido y del recargo de equivalencia, en virtud de los índices, módulos y demás parámetros, así como del procedimiento que establezca el Ministro de Hacienda.

Del importe de las cuotas devengadas indicado en el párrafo anterior podrá deducirse el importe de las cuotas soportadas o satisfechas por operaciones corrientes relativas a bienes o servicios afectados a la actividad por la que el empresario o profesional esté acogido a este régimen especial, de conformidad con lo previsto en el Capítulo I del Título VIII de esta Ley.”

Por su parte, el apartado uno.C) de dicho artículo establece que “del resultado de las dos letras anteriores se deducirá el importe de las cuotas soportadas o satisfechas por la adquisición o importación de activos fijos, considerándose como tales los elementos del inmovilizado y, en particular, aquéllos de los que se disponga en virtud de contratos de arrendamiento financiero con opción de compra, tanto si dicha opción es vinculante, como si no lo es. A estos efectos, se tendrá en cuenta la percepción de subvenciones de capital destinadas a financiar la compra de determinados bienes o servicios, adquiridos en virtud de operaciones sujetas y no exentas del Impuesto, en los términos dispuestos por los párrafos segundo y tercero del número 2º del apartado dos del artículo 104 de esta Ley.

El ejercicio de este derecho a la deducción se efectuará en los términos que reglamentariamente se establezcan.”

El apartado 2 del artículo 38 del Reglamento del Impuesto aprobado por el artículo 1 del Real Decreto 1624/1992, de 29 de diciembre (Boletín Oficial del Estado del 31), establece que “a efectos de lo previsto en el apartado Uno.C) del artículo 123 de la Ley del Impuesto, la deducción de las cuotas soportadas o satisfechas por la adquisición de activos fijos, considerándose como tales los elementos del inmovilizado, se practicará conforme al capítulo I del título VIII de dicha Ley. No obstante, cuando el sujeto pasivo liquide en la declaración-liquidación del último periodo del ejercicio las cuotas correspondientes a adquisiciones intracomunitarias de activos fijos, o a adquisiciones de tales activos con inversión del sujeto pasivo, la deducción de dichas cuotas no podrá efectuarse en una declaración-liquidación anterior a aquella en que se liquiden tales cuotas”.

Las deducciones referidas anteriormente, según dicho precepto, podrán realizarse de conformidad con lo previsto en el Capítulo I del Título VIII de la Ley 37/1992.

Por tanto, habrá que determinar si los bienes a que se refiere el escrito de consulta tienen a efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido la consideración de activos fijos, es decir, si son elementos del inmovilizado material.

A tal efecto, la Resolución de fecha 30 de julio de 1991 del Instituto de Contabilidad y Auditoria de Cuentas establece normas relativas a determinadas operaciones que afectan directamente al inmovilizado material, entre otras, las de ampliación y mejora de dicho inmovilizado. Dicho Organismo dispone que:

"La ampliación consiste en un proceso mediante el que se incorporan nuevos elementos a un inmovilizado, obteniéndose como consecuencia una mayor capacidad productiva.

Se entiende por mejora el conjunto de actividades mediante las que se produce una alteración en el elemento del inmovilizado, aumentando su anterior eficiencia productiva.

Los criterios de valoración de estas operaciones son los siguientes:

Los procesos de ampliación y mejora suponen un incremento del valor del inmovilizado cuando produzcan:

- un aumento de su capacidad de producción;

- una mejora sustancial de su productividad; o

- un alargamiento de la vida útil estimada".

Por tanto, la incorporación de los bienes objeto de consulta, a excepción del módulo tarifario, al vehículo afecto a la actividad de transporte en autotaxi, supone un incremento del valor del vehículo (inmovilizado material), por lo que, a efectos del régimen simplificado del Impuesto sobre el Valor Añadido deben considerarse activos fijos.

Las cuotas soportadas en la adquisición del módulo tarifario podrán, en su caso, deducirse como cuotas soportadas por operaciones corrientes

2.- En relación con la cuestión de la deducción de las cuotas soportadas hay que señalar que el artículo 95 declara lo siguiente:

“Uno. Los empresarios o profesionales no podrán deducir las cuotas soportadas o satisfechas por las adquisiciones o importaciones de bienes o servicios que no se afecten, directa y exclusivamente, a su actividad empresarial o profesional.

Dos. No se entenderán afectos directa y exclusivamente a la actividad empresarial o profesional, entre otros:

1º. Los bienes que se destinen habitualmente a dicha actividad y a otras de naturaleza no empresarial ni profesional por períodos de tiempo alternativos.

2º. Los bienes o servicios que se utilicen simultáneamente para actividades empresariales o profesionales y para necesidades privadas.

Página siguiente